viernes, 30 de marzo de 2012

BARRERAS DE LA COMUNICACIÓN

Fisiológicas
Físicas
Psicológicas
Culturales
Semítica
Son las deficiencias que se encuentran en las personas, ya sea del emisor (voz débil, pronunciación defectuosa) o del receptor (sordera, problemas visuales, etc.) que son factores frecuentes que entorpecen o deforman la comunicación.

Son las circunstancias que se presentan no en las personas, sino en el medio ambiente y que impiden una buena comunicación: ruidos, iluminación, distancia, falla o deficiencia de los medios que se utilizan para transmitir un mensaje: teléfono, micrófono, grabadora, televisión, etc.

Representan la situación psicológica particular del emisor o receptor de la información, ocasionada a veces por agrado o rechazo hacia el receptor o emisor, según sea el caso, o incluso al mensaje que se comunica; la deficiencia o deformación puede deberse también a estados emocionales (temor, odio, tristeza, alegría) o a prejuicios para aprobar o desaprobar lo que se le dice, no lea lo que está escrito, no entienda o no crea lo que oye o lee.


Aquí es donde tiene que ver la geografía de la población, el idioma y la cultura de cada comunidad, y en ella misma, el tipo de religiones con las que las personas consideran entablar una comunicación veraz y eficaz, es decir, si no se comparte una misma cultura, manera de pensar e idiosincrasia, la cultura es una barrera para que la comunicación se lleve a cabo.
Es la parte de la lingüística que se encarga de estudiar el significado de las palabras; muchas de ellas tienen oficialmente varios significados. El emisor puede emplear las palabras con determinados significados, pero el receptor, por diversos factores, puede interpretarlas de manera distinta o no entenderlas, lo cual influye en una deformación o deficiencia del mensaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada